4 d’octubre de 2011

Jóvenes scouts y francmasones adultos

Esta reflexión es fruto del reto epistemológico realizado entre un joven scout y un francmasón adulto; ni el scout parece ser francmasón, ni el francmasón parece haber sido jamás scout. Partiendo, pues, de un desconocimiento mutuo inicial de las organizaciones de pertenencia de los autores, rápidamente consiguen hallar los principios fundamentales de ambos movimientos, ya que nada es completamente nuevo para ellos, sino al contrario. Este libro demuestra que una institución ha influido profundamente en la creación de la otra, sobre todo, que hay un gran parecido y una extraordinaria coincidencia en el contexto histórico, en la misión y en los valores, así como en el marco simbólico y en el método educativo utilizado.

La similitud de objetivos entre francmasonería y escultismo cabe en una frase, pues no es otra que la formación y perfeccionamiento moral de la persona en una sociedad libre, laica, democrática, tolerante y respetuosa, a través de unas herramientas pedagógicas tomadas de la mejor tradición civilizada, más allá de los instrumentos educacionales del Estado y las Iglesias.

1 comentari:

lasoniete ha dit...

Me gustaría mucho estar allí.
Que vagi molt bé !